Megapuentes que revelan el alto nivel de la ingeniería colombiana

Foto: Cortesía ANI

1.542 estructuras se levantan en proyectos y obras que están transformando vías del país.

La revolución de la infraestructura impulsada por el Gobierno Nacional ha llevado a que se multiplique la construcción de puentes y viaductos en el país. Da paso, a que la ingeniería colombiana muestre su alta capacidad, técnica e ingenio para levantarlos hasta en terrenos impensables.

Es el caso de un puente que se debió construir en Guayabetal, Cundinamarca, en las profundidades de una montaña y a 70 metros de distancia de la vía Bogotá-Villavicencio. Allí, la constructora Coninvial tuvo que emplear un equipo de mulas. Todos los días, los animales bajaban cargados con tubos, alambres y formaletas para la obra. Paralelamente, por una tarabita descendían otros suministros. “El método artesanal era la única forma de abrir camino para levantar la estructura en un terreno inaccesible”, cuenta el gerente de Coninvial, Luis Hernando Dávila.

En cambio, la tecnología moderna sí se pudo utilizar entre Barranquilla y Cartagena para hacer el viaducto sobre la ciénaga de la Virgen (4,73 km de longitud) y sin que le caiga una gota de concreto al agua. La concesión costera que hace la obra importó de EE. UU. la viga lanzadora, una estructura que ayuda a poner las vigas prefabricadas para la megaobra. La operación se agiliza porque disponen de un terreno amplio y cercano para ello.

El boom de este tipo de estructuras obedece al plan gubernamental de modernizar las carreteras con diseños de vías que incluyen puentes y túneles que recortan distancias entre puntos estratégicos y mejoran la movilidad en una geografía dominada por montañas, ríos y abismos.

Con ese fin se adjudicaron las concesiones de autopistas de cuarta generación (4G) que intervendrán 7.000 km de vías, harán 1.370 km de dobles calzadas, con 1.300 puentes y viaductos, según los trazados iniciales.

Por lo menos 1.542 puentes se contemplan en las vías concesionadas de primera, segunda, tercera y cuarta generación. En los últimos cinco años se han hecho 188, según la ANI. Solo en los 31 proyectos de vías 4G concesionadas por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) se prevé 951 puentes.

Entre las estructuras elevadas concluidas en las concesiones de primera generación están las 24 incluidas en la autopista Bogotá -Villeta, y en el tramo medio de la vía Bogotá-Villavicencio se han levantado ya 45 de los 46 programados.

En los proyectos se planean los puentes cuando se necesita salvar un accidente geográfico como un río, cañón, valle, camino, carretera, cuerpo de agua, vía férrea o cualquier otro obstáculo, explica la ANI.

Igual sucede con los viaductos, que para algunos significan lo mismo que un puente y para otros no, responden a la misma finalidad, pero los viaductos son construcciones de mayor complejidad y extensión que se hacen para mejorar condiciones de funcionamiento en una vía existente.

En el caso del viaducto de Gualanday, considerado en su momento como el más largo del país con sus 600 metros de longitud, se construyó por encima del puente Gualanday y de la carretera vieja. “No se podía hacer la carretera nueva, moderna, copiándola de la vieja, que no cumplía especificaciones”, comenta Ezequiel Romero, gerente de la concesión San Rafael, la cual hizo la obra. Ahora construye el viaducto Gualanday II, de 760 m de longitud y 72 metros de altura en la parte más alta.

SGS Laboratorios Contecon Urbar cuenta con un departamento de Infraestructura y 15 sucursales a nivel nacional, las cuales prestan servicio con calidad y cumplimiento en control de calidad de materiales como concretos, suelos, aceros y mampostería, para todo tipo de edificación, a la fecha hemos apoyado los proyectos más importantes del país.|

Conozca más información acerca de este artículo